top

¿Qué diferencia existe entre deudor y acreedor?

Cuando se habla de deudor y acreedor se refiere a las dos partes de una operación de financiamiento. ¿Pero sabes qué rol cumple cada uno? La diferencia básica entre deudor y acreedor es que el primero ha adquirido una obligación de pago, mientras que el segundo es quien tiene un préstamo por recuperar.

Javier Benavides

Javier Benavides

23 de julio de 2021 3 min

Diferencia entre deudor y acreedor

Compartir articulo en:


Es decir, el acreedor es una persona o figura jurídica que tiene el derecho a exigir el cobro de una deuda a otra persona tras la entrega de bienes o servicios. Para exigir el cumplimiento de pago se debe tomar en cuenta la fecha previamente pactada.

Existen dos tipos de acreedores, el primero es el asegurado, quien exige una garantía para respaldar el costo del bien. En segundo lugar están los no asegurados, quienes entregan el bien sin ningún tipo de garantía.

Por su parte, el deudor es la persona o figura que tiene la obligación de cumplir con una deuda. Esta responsabilidad deriva de la adquisición previa de un compromiso voluntario de pagar un costo determinado por haber recibido un servicio o bien. El pago del compromiso pendiente debe ser cancelado ante el acreedor titular del derecho de crédito. 

Diferencia entre deudor y acreedor

Aunque los dos conceptos tienen relación entre sí, por formar parte de una misma transacción, representan distintas posiciones. Por ello, es importante tener claro que el acreedor es quien ofrece el servicio o vende el producto. Mientras que el deudor es quien paga por recibir el bien o servicio.

Asimismo, la figura del acreedor es quien establece todas condiciones de pago y costos del bien o servicio ofrecido durante la transacción. En algunas ocasiones puede solicitar un aval al deudor, quien será el garante de obligaciones adquisitivas.

Por el contrario, el deudor acepta y firma el acuerdo planteado, obligándose a pagar en la fecha estipulada. Habitualmente, estos compromisos de pago pueden generar intereses al deudor.

Ejemplos de acreedor y deudor

Para que puedas tener clara la dinámica entre el acreedor y el deudor, aquí te dejamos algunos ejemplos de situaciones comunes:

  1. Imaginemos que un proveedor le entrega materia prima a una compañía con un pago a futuro. En este ejemplo el proveedor es el acreedor, mientras que la empresa tendrá la figura de deudor.

  2. Cuando un banco entrega un crédito o préstamo se convierte en un acreedor, por lo que el cliente será el deudor que deberá cumplir con las obligaciones firmadas ante la entidad financiera.

  3. Al momento de pagar los servicios básicos necesarios en un comercio como luz, gas y agua, la empresa proveedora será el acreedor, mientras que el establecimiento comercial será el deudor.

Legalidad de la deuda

Algunas veces el financiamiento no se respalda con un contrato físico. Generalmente ocurre cuando se trata de un préstamo a familiares o personas a las que se les tiene mucha confianza, por lo que se omite este importante paso.

En esa circunstancia la deuda puede ser exigida por parte del acreedor, sin embargo, legalmente no existe. Por ello, en caso de que ocurra un incumplimiento o retraso en el pago, el prestamista difícilmente podría recurrir a los organismos legales competentes. En el caso de querer establecer una demanda judicial se necesitará presentar alguna evidencia o testigos que tengan conocimiento de la obligación del deudor, una acción que puede ser complicada.

Consecuencias de no pagar las deudas a los acreedores

Tener compromisos impagos genera una acumulación de intereses que afectarán las finanzas a futuro, por ello es importante salir de deudas lo más pronto posible.

Además, si un deudor no cumple con su obligación de pagar el bien o servicio que recibió, el acreedor puede recurrir incluso al Poder Judicial para buscar la recuperación del financiamiento otorgado. Este proceso implica gastos administrativos y en asesoría legal que luego deberán ser asumidos luego por el deudor. Asimismo, el acreedor podrá solicitar un activo real como una vivienda o un coche, como compensación al deudor.

Si necesitas hacer pagos, pero no cuentas con la liquidez necesaria, en Neat tienes una increíble opción para mantener al día tus obligaciones. Con Neat no solo obtienes los beneficios de una tarjeta de crédito, también podrás mejorar tu calificación crediticia y sumar esta herramienta a tu estrategia para pagar deudas rápidamente.

 


Compartir articulo en:
Noticias financieras y hacks estilo neat
Cada semana, directo en tu correo

Tu arriendo y más con tarjeta de crédito